22 mar. 2010

Preocuparse puede resultar muy caro

Un amigo con quien me encontré recientemente, por cierto Médico, en relación al tema de mi nota anterior me decía: Cada día llegan a mi consultorio más pacientes que se quejan de padecimientos sin tener consciencia de que la mayoría de ellos tienen su verdadera raíz en el estrés y las preocupaciones.

En esta era en la que pareciera que el peligro nos acecha en cada esquina todos nos vemos afectados por la preocupación y hasta nos preocupamos simplemente porque vemos que se preocupan los demás.

Los preocupados habituales o crónicos sufren frecuentemente entre otros, de síntomas físicos como dolores de cabeza, de espalda, problemas de la piel, estomacales e insomnio. El consumo de alcohol y tabaquismo aumenta y se observa una marcada tendencia a desarrollar desórdenes psicológicos como la depresión y el pánico.

Es fácil observar también que las preocupaciones provocan distanciamiento en las relaciones cercanas las que se agotan ante las constantes discusiones, irritabilidad y abandono.  Se difiere todo y especialmente las actividades placenteras, como hacer ejercicio, salir a comer, visitar a los amigos o ir de vacaciones con la familia.

Además, estar preocupados tiene un costo económico importante y no digamos solo por el gasto en las consultas y los medicamentos que en algunos casos llega a representar cantidades significativas; la productividad disminuye en el trabajo y existe el riesgo de tomar decisiones inadecuadas con desagradables consecuencias que nos provocarán nuevos problemas. 

No cabe duda que el exceso de preocupación afecta realmente todas las áreas de nuestra vida por lo que es de vital importancia desarrollar habilidades para manejarla.

Si actualmente usted se siente agobiado por las preocupaciones y le gustaría cambiar su vida, aquí le dejo una alternativa que quizás le resulte útil.



Hasta la próxima.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias anticipadas por su comentario.
Por favor, Ponga su nombre o seudónimo para poder darle continuidad a la conversación.
Seguiremos en contacto.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.