2 may. 2016

Paracaidismo sin paracaídas.


Existen personas con una gran aversión al riesgo, aquellas que no tomarían ninguna decisión de cambio a la ligera, sin antes revisar ampliamente todas sus posibilidades, sopesando concienzudamente lo que más les conviene, y aun así, no darían un paso sin la certeza,  -como se dice por ahí- de saber que tienen las agujetas bien atadas. 

Por otra parte están aquellos que parece que les gusta practicar el paracaidismo sin paracaídas, los temerarios que aún sin haber realizado un análisis completo de una determinada situación se atreven a aplicar cambios sin tener la seguridad de hacia dónde podrían virar las cosas. En muchos casos, sin haber determinado siquiera, un plan claro de acciones a seguir, ni contar con la previsión de recursos y desde luego, medidas para evitar contingencias.

Es una realidad que no siempre se pueden prever los resultados de los cambios que se implementan, tanto en el ambiente empresarial, laboral, como en el personal, pero si es viable medir el efecto futuro de algunas variables, y partiendo de los supuestos más comunes se hace posible anticipar consecuencias o desenlaces, de ahí la factibilidad de plantearse metas.

A veces las decisiones deben tomarse con rapidez para ser oportunas, aún con el riesgo de caer en alguna equivocación, sin embargo esto no debe representar un salto al vació. Siempre que sea posible, es aconsejable darse el tiempo necesario para realizar una honesta evaluación de la situación, que permita corregir errores y establecer, de ser necesario, el nuevo rumbo,  pero sin dejar de prever los recursos que se van a necesitar, y medidas alternativas para situaciones especiales.

Hasta la próxima!


4 abr. 2016

Una Mascota en la Oficina


Visitando a un amigo en su oficina quede muy asombrado cuando de manera inesperada un gran gato brinco sobre uno de los estantes. Al notar mi sorpresa, mi buen amigo, con un su acostumbrado tono amable dijo.

-No dejes que te impresione, es nuestro nuevo ayudante de la oficina.

Ampliando el tema me aclaró que desde que llegó ha sido un elemento muy positivo, que ha contribuido a disminuir el estrés entre todos los empleados propiciando un ambiente de trabajo más feliz e incluso más productivo.

Lo que pudiera pensarse que es una distracción se ha convertido en un elemento que favorece una mejor integración de la comunidad de trabajo, todos son más solidarios, amables, colaboradores y flexibles.

Claro que una mascota en la oficina genera gastos como son los que corresponden a limpieza, su área de estar, alimentos y servicios veterinarios, entre otros; pero este costo se ve recompensado  de muchas maneras, por ejemplo, en general ha mejorado la puntualidad, han disminuido las inasistencias por incapacidad médica, la pérdida de tiempo propiciada por malos entendidos o problemas interpersonales, la resistencia a quedarse tiempo extra cuando es necesario, o el tiempo destinado a los alimentos, etc.

Es una realidad que no en todas partes es posible permitir la presencia de mascotas pero es innegable que durante siglos los gatos han rondado en algunos restaurantes, tiendas de abarrotes, cervecerías y granjas para matar ratas y ratones, o combatir otro tipo de plagas; muchos hospitales y asilos de ancianos tienen perros o gatos que ayudan en la tarea de acompañar o consolar a los pacientes. Los nobles caninos han colaborado con mucho éxito en áreas que requieren aumentar la seguridad. Los peces y las tortugas también son muy apreciados en las áreas de trabajo porque favorecen un ambiente más agradable.

Pero antes de decidir adoptar una mascota para la oficina es conveniente considerar la posibilidad de algunos inconvenientes, por ejemplo, alguien podría sufrir alguna alergia, o que la falta de control o de mal comportamiento pueda causar estragos o "accidentes" saltando por todos lados, poniendo en peligro el equipo o los documentos importantes. Un animal con demasiada energía, muy demandante de atención o con problemas de agresión, no deben estar en la oficina o usted podría enfrentar alguna demanda.


Hasta la próxima!





7 mar. 2016

Atrévase a salir de la zona de confort


Ser audaz en los negocios implica atreverse a probar cosas nuevas, podemos pensar en ideas, estrategias, productos, mercados, publicidad, lugares, personas y muchas otras cosas, pero implica salirse de la zona de confort, es decir, correr riesgos, ser intrépido, y por qué no, valiente para asumir nuevos retos o compromisos, con la abierta posibilidad de obtener grandes beneficios como incrementar sus ganancias, utilidades y desde luego hacer crecer su negocio.

Para quienes se preguntan cuál es la zona de confort a la que me refiero, es aquella en la que una persona o un empresario por citar un ejemplo, se siente cómodo, seguro, a gusto, pero no se mueve ni busca mejorar porque hay temor de cambiar las cosas, en muchos casos se piensa que una modificación podría alterar el "bienestar que se tiene", así, entre comillas,  porque éste no necesariamente es de lo mejor, ni lo más conveniente, ni lo que se desea, con frecuencia la zona de confort se encuentra lejos de los anhelos o las aspiraciones reales.

Para salir de esta peligrosa zona de confort, por no decir… CONFORMISMO, hay muchas estrategias que pueden ser útiles, y solo como un ejemplo, anoto aquí algunas que se aplican al campo de las finanzas, desde luego, lo ideal es que usted decida cuales son las que mejor le acomodan, y considere que quizás ir poco a poco le facilitará aceptar el cambio.

Sugerencias para salir de la zona de confort financiera. 
  • Edúquese con respecto al dinero, entre otras cosas, aprenda sobre intereses e impuestos para obtener todos los beneficios legales posibles que existan en su localidad.
  • Establezca nuevas metas financieras.
  • Prepare o adecue su presupuesto.
  • Ahorre cada mes, conviene establecer una deducción automática. Así siempre contará con un paracaídas.
  • Investigue y conozca acerca de cuáles son las mejores inversiones para usted basadas en sus metas financieras, tiempo límite y tolerancia de riesgo.
  • Controle su deuda. 

Empiece hoy, atrévase a ir en busca de algo mejor, y tome en cuenta que trazar un plan no es suficiente, hay que ejecutarlo.

Recuerde… Perro que no sale no encuentra hueso.

Hasta la próxima!



Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.