19 nov. 2012

El Oro de la Revolución Mexicana

Una de las monedas más bellas que he visto pertenece a la colección de mi buen amigo Romero, colección que tuve oportunidad de admirar una tarde de amena charla acompañada de una deliciosa botana de quesos que nos obsequio su amable esposa "Doña Margarita" y que degustamos junto con un delicioso Calixa, vigoroso vino rojo de aroma afrutado y sabor robusto procedente del Valle de Guadalupe en Ensenada, Baja California, en México.

Don Nicolás Romero es un hombre mayor que siendo muy joven perdió a su padre, de quien recibió como herencia entre otras cosas importantes que no precisamente pueden valuarse en dinero, un pequeño cofre que aún conserva con cinco monedas de oro que atesora, no por su valor económico, sino por su significado y trascendencia.


Se trata de las "Azteca de Oro", monedas que se acuñaron entre 1917 y 1920, cuando después de establecido el recién estrenado gobierno constitucionalista, las tareas de reorganización para adaptarse a las nuevas circunstancias del país no se hicieron esperar.

El país estaba sumido en todos aquellos problemas que una gran lucha social como lo fue la Revolución Mexicana,  trae consigo, pero se erguía animoso con la esperanza de los cambios que se avecinaban y entre las monedas que aparecieron en aquella época, destacan las también llamadas "Aztecas", hermosas monedas de veinte pesos, ricamente acuñada en oro puro que en el anverso muestran el águila mexicana de perfil sobre un nopal y la leyenda Estados Unidos Mexicanos, mientras que en el reverso, se puede ver el calendario azteca con las inscripción veinte pesos, 15 gramos de oro puro.



Hasta la próxima!

2 comentarios :

  1. yo tengo una similar solo que con una cara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coleccionar monedas históricas es muy interesante, además de ser un excelente pretexto para aprender sobre los sucesos de su época, van aumentando su valor con el paso del tiempo.

      Eliminar

Gracias anticipadas por su comentario.
Por favor, Ponga su nombre o seudónimo para poder darle continuidad a la conversación.
Seguiremos en contacto.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.