13 abr. 2015

Problemas familiares


Tengo un amigo que tiene un hermano con un problema.

Aproximadamente cada dos meses él recibe una llamada o un mensaje de su hermano en el que le dice que necesita dinero en efectivo con urgencia pues no será capaz de cubrir el pago del alquiler, la mensualidad del auto, la colegiatura de su hijo, o alguna otra situación emergente.

Él siempre promete pagar tan pronto como le llegue el pago de sus próximas comisiones y generalmente se las arregla para mantener su palabra. Nunca hay una discusión sobre el interés o los gastos que puede ocasionar disponer de un dinero que pudiera estar previsto para otro fin porque, bueno, eso es lo que hacen los hermanos, ¿verdad?

El problema no es que el hermano de mi amigo continuamente  necesite ayuda con sus finanzas. Es que su presupuesto va más allá de sus ingresos y cada mes él esta utilizando un dinero que no ha generado para afrontar sus compromisos del momento; esto terminará por cavar un agujero tan grande en su flujo de caja que nunca va a ser capaz de llenarlo si no realiza algunos ajustes.

Si analizamos el escenario futuro veremos que es de total incertidumbre, ¿Qué pasaría si por cualquier motivo perdiera la continuidad de su empleo?, o si la persona a la que acude por ayuda un día no puede hacerlo. El meollo del asunto es que él esta resolviendo su problema de financiación con un recurso que no es propio y del cual no tienen ningún control, y por lo tanto tampoco tiene la seguridad de poder disponer de él cuando lo necesite.

La cuestión es que mi amigo se preocupa por su hermano, como es natural, y el quisiera ayudarlo a encontrar una solución duradera pero sin caer en las situaciones de financiación bancarias pues los productos de préstamo pueden llegar a ser increíblemente caros para el consumidor si se toma en cuenta que los intereses y comisiones pueden superar por mucho el valor de la cantidad financiada.

Lo conveniente sería aplicar medidas precisas de disciplina financiera, desde luego, hacer una revisión y ajustar su presupuesto, haciendo un recorte de aquellos bienes o servicios que pudieran esperar para su adquisición a tiempos mejores, desarrollar un plan de ahorro para las contingencias y quizás resolver lo más apremiante con un recurso rápido o un mini-crédito de una institución financiera no tradicional, asumiendo que tendrá un costo, el cual siempre será menor al de no contar con el recurso.

Como un ejemplo, aquí tiene un opción que podría consultar: http://www.dineritoahora.es/

Hasta la próxima!



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias anticipadas por su comentario.
Por favor, Ponga su nombre o seudónimo para poder darle continuidad a la conversación.
Seguiremos en contacto.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.