24 oct. 2016

5 razones para practicar la caridad

"Miradas que Marcan" Foto de Juan Carlos Valadez

Practicar la caridad nos ayuda a construir un mundo mejor.

La gente siempre piensa dos veces antes de dar a la caridad. Quizás porque en los últimos años ha habido una serie de historias inquietantes en los medios sobre organizaciones benéficas que han perdido dinero por una administración deficiente, o en algunos casos, por falta de una guía verdaderamente ética.

Por otra parte, también hay quienes corren rumores sobre el tema sin tener una evidencia concreta sobre lo que afirman, provocando en muchos casos, desaliento a quienes desean apoyar a instituciones tan serias como por ejemplo "El Teletón" de México, una fundación privada sin fines de lucro, que desde 1997 ha desarrollado un ambicioso programa de construcción de Centros de Rehabilitación Infantil que hasta la fecha funcionan con un alto grado de eficiencia.

Como esta, hay un gran número de causas por ahí que valen la pena y necesitan el apoyo continuo. La mayoría de estas organizaciones pueden beneficiarse enormemente de la más pequeña de las donaciones, pues como dice el refrán "De poquito en poquito se llena el jarrito"

La caridad es, y debe ser considerada como un acto noble, que de muchas maneras puede beneficiar su vida. Y por el momento, no estoy hablando de los beneficios fiscales (aunque no deben ser ignorados), hay una serie de otras maneras en que su vida puede mejorar dando regularmente a las organizaciones benéficas y…

Aquí le apunto 5 razones por las que usted y todos debemos practicar la caridad.

1. Las cosas pequeñas pueden hacer una gran diferencia.
La donación de incluso una pequeña cantidad puede tener un gran efecto sobre las personas desfavorecidas. Las pequeñas donaciones de los países desarrollados aumentan mucho su valor en el mundo en desarrollo. Cuando actuamos juntos, sumando se puede llegar a una cantidad sustancial que puede marcar la diferencia en mucha personas. Sólo unos pocos dólares podrían comprar un par de zapatos para un estudiante permitiéndole caminar a la escuela y recibir una educación.

2. La caridad motiva a ser una mejor persona.
Cuando se ayuda a otros, se siente bien, y ayudar a las organizaciones benéficas lo motivará para ayudar aún más. Si tiene más, puede dar más, y esto le hará bien en su propia vida, elevando su nivel de autoestima, confianza en sí mismo y satisfacción,  animándolo a trabaja duro para seguir dando. Usted será una mejor persona, se sentirá mejor consigo misma, más positiva y optimista sobre el mundo que le rodea.

3. Conocer nuevos amigos con intereses similares.
La caridad no es sólo de dar una unidad monetaria. Puede contribuir de otras maneras. El voluntariado es una gran manera de ayudar a otros menos afortunados que usted. Existen numerosas organizaciones que siempre están en busca de manos amigas, colaboradores y voluntarios flexibles. Puede conocer a otras personas que también les gusta a dar su tiempo a través del voluntariado y, por tanto, conocer gente con los mismos intereses de caridad.

4. Mostrar el liderazgo a los demás.
Si usted es considerado un líder en su círculo social, ¿qué mejor manera de motivar a las personas a su alrededor que dar a la caridad? Si usted tiene hijos, piense en el gran ejemplo que les dará cuando vean las necesidades que tienen otras personas y su deseo de ayudarlos, quizás esto los inspire a vivir sus vidas de una manera cuidadosa y eficaz. Si usted no tiene hijos, estoy seguro de que algunos de sus parientes o amigos si los tienen, y usted será visto como un miembro de inspiración de la familia. Seamos sinceros; necesitamos estos tipos de líderes en el siglo 21.

5. Simplemente porque puede.
Siéntase porque lo es, muy afortunado al poder ayudar. De hecho, usted es una de las personas más privilegiadas hoy en día. Tiene agua limpia, ropa limpia, refugio, calor y comida cuando quiere y lo necesite. Miles de millones de personas no tienen acceso a estas necesidades básicas. Es el deber de toda persona privilegiada dar a los más desfavorecidos. Ni siquiera se detenga a pensar en ello, de todo lo que pueda, cuando puede, porque tiene suerte de poder y le deseo de todo corazón que siempre sea así.





Si puede, visite un centro Teletón,  entre a su página web, y vea sus videos, contienen información valiosa, si lo desea puede hacer un donativo en línea, comprar algo en su tienda oficial (Hay muchas cosas simpáticas), o al menos un RASPATON. Hay diversas formas de colaborar, incluso con un poco de pelo para las pelucas de los pequeños que lo perdieron por causa del Cáncer Infantil, o simplemente coopere con el boteo que se hace en las escuelas. 

Hasta la próxima!



2 comentarios :

  1. Muy buenos consejos. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Banorte por la visita y comentario, pienso que vale la pena apoyar a quienes impulsan acciones en beneficio de los más vulnerables. Ayúdame a pasar la información dando un clic en los iconos de las redes sociales que están arriba.

      Eliminar

Gracias anticipadas por su comentario.
Por favor, Ponga su nombre o seudónimo para poder darle continuidad a la conversación.
Seguiremos en contacto.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.